jueves, 17 de marzo de 2011

LA ÚLTIMA RONDA

Han sido dos meses muy especiales. El equipo empezó este blog pensando que ser camarero es fácil y lo hemos conseguido desmentir. Después de muchas rondas gratis, muchas risas y algunos momentos flojos, el resultado ha sido satisfactorio. Hemos visitado lugares que desconocíamos, y hemos descubierto a personas con perfiles muy diferentes pero con una misma profesión: atender Detrás de la barra, ya sea por vocación o por necesidad.

Nos hemos sentido muy a gusto al otro lado, y por eso queremos agradecer a todos los participantes de esta historia y a todos los que la han querido compartir con sus visitas y los que la compartan en un futuro.

Hasta pronto. Y...


salud!

"Es un frankfurt 5 estrellas"

Jose Luis trabaja en el restaurante "Oli en un llum", una de las cuatro patas del grupo Luz de Gas, que tiene como cabeza visible a Fede Sardà. Trabaja ahí desde hace 17 años. Conoció a Fede cuando era camarero en el local "La Tierra". Se le ofreció ser encargado de sala de lo que era en ese momento un proyecto, y aceptó. No tiene horarios, nunca sabe a qué hora saldrá del trabajo. Però no se queja. Le gusta lo que hace.

martes, 15 de marzo de 2011

"Los catalanes sois gente respetuosa"

Juan Carlos González es un hombre serio y trabajador pero accesible. Hace 18 años instaló su bar restaurante 'L'antull' en la calle Europa 32, en pleno barrio de Les Corts. Allí busco refugio en un día de intensa lluvia. Pido un cortado, me lo sirve al minuto.

Son las cuatro de la tarde, a penas hay un par de clientes y uno de los camareros aprovecha para comer en la barra. Me presento y accede a charlar conmigo desde el otro lado de la barra mientras seca vasos con un trapo.

Se crió en Badajoz y empezó trabajando en la construcción. Cuando se vino a Barcelona se instaló primero en la calle Tarragona antes de venir a Les Corts.

“De pequeño me tragué un sub-waffer”



Nada más entrar se puede notar ese ambiente tabernero característico de este tipo de establecimientos, esa morriña que sólo los gallegos pueden expresar. No es simplemente un bar o una taberna donde se ahogan las penas, se intenta seguir a Messi por la pantalla los domingos o se juega al mus. Estamos en un restaurante gallego de pura cepa, con dueños con acento bastante fuerte. La decoración se basa en cuadros con fotos antiguas, mapas y demás sobre Galicia, y de herramientas del campo. Huele a carne a la brasa y a lacón con cachelos, y flota en el ambiente ese pequeño tufo a tabaco que, pese a la ley, continúa perenne en el local como si constituyera un elemento más. Con esta primera impresión, proseguimos hacia el interior de A ruta galega.

sábado, 12 de marzo de 2011

"Somos como la escuela de Barcelona"


Hoy visitamos la primera cocktelería de Barcelona (des del año 1933), el Boada's Cocktails. Son las tres de la tarde. Cuando entramos, nos atiende un camarero con traje y pajarita. Raúl, de 27 años, llega para cumplir su turno, por ahora de 3 a 5 de la tarde. Nos explica que es una buena hora para un cocktail aperitivo.
En su caso, empezó trabajando de camarero a los 16 años porque no quería seguir estudiando, y hasta que entró por la puerta de Boada's no le empezó a gustar la profesión. Ser barman no es lo mismo que ser camarero. Se necesita un conocimiento especifico, una técnica y renovarse continuamente. Estar al día de las nuevas tendencias. Ahora, hace ya cinco años que trabaja aquí, con unos años de lapsus para atender un negocio familiar hasta que volvió al local donde se sirvieron los primeros cocktails en Barcelona. En las paredes cuelgan escritos de Joan Miró, fotos y retratos de la dueña del local, noticias de hace años.
Por su parte, Raúl afirma que hay un "algo" que llena, en el mundo de los cocktails.

"Yo trabajo mejor para un desconocido que para la familia"



La Natalia Andújar (24 años) es de Argentina, trabaja con su madre. Llegaron el 2002 a Barcelona. De su país echa de menos la gente, y el lugar. Aquí el trato es más seco, es más difícil afianzar una relación. Actualmente, hace sólo un mes, está detrás de la barra del bar Xocolat's, en Castelldefels, donde sustituye a su hermano, el que ocupa normalmente el puesto de trabajo. Es viernes por la mañana, el bar está tranquilo, aunque ella tiene siempre cosas que hacer. Se trata de un trabajo por fuerza mayor, que espera sea temporal. Ella estudió Nutrición y Ciencia y tecnología de los alimentos (I+D). Para trabajar tiene que dejar de lado el buscar trabajo de lo suyo, que nada tiene que ver con servir cafés y croissants de mantequilla. Aun así, le gusta el trato con la gente. No es su primer trabajo en hostelería.

miércoles, 9 de marzo de 2011

"Tienes que estar en tu sitio"

Joana López Lobato 42 años, de los que 22 años los ha pasado en la hostelería delante los fogones o detrás de la barra. Vive y trabaja en el barrio del Poblenou. Regenta el restaurante ‘Taulat’ que se encuentra en el 129 de esta calle cerca del cruce con María Aguiló. Añora la esencia de pueblo que ha perdido el barrio. “Antes todos nos conocíamos, ahora con la inmigración y la edificación intensiva esto se ha perdido”.

Tiene estudios de EGB, cursó formación para ser ATS para cuidar a gente mayor en residencias. No era lo suyo. Primero fue por obligación pero reconoce que con el tiempo cogió el gusto por la cocina.

Nos dice que detrás de la barra “se ve que la gente aparenta ser quien no es”. Además ha aprendido a rebajar el tópico de que los jóvenes son maleducados y la gente mayor no.

Le gusta la autonomía de llevar un restaurante, no tener jefes. Otro aspecto positivo de la profesión es el reconocimiento del cliente ante un buen plato o a un servicio satisfactorio. Le llena el contacto con la gente, “animar alguien que está mal”.

lunes, 7 de marzo de 2011

"No todo es escuchar. También hay que hablar"


Al entrar al bar de Bernardo lo que choca es ese cuadro con la camiseta de la Real Sociedad firmada por los jugadores. Está enmarcada y ocupa un buen lugar en el establecimiento. Al empezar la entrevista nos queda claro el por qué un dueño de un bar de Mercabarna tiene la indumentaria de este modesto -pero emblemático- equipo de la Primera División. Bernardo nació hace 39 años en San Sebastián y desde los siete vive en Barcelona.

viernes, 4 de febrero de 2011

"Aquí viene gente de todas las clases sociales"

Hoy nos atiende Maria Luisa Recuero, propietaria del "Bar Josep", situado en Mercabarna, en la Zona Franca. Nos explica que por su bar, dentro de uno de los pabellones de venta de frutas y verduras, ve gente "de todas las clases sociales". Por su parte, es la encargada y única propietaria de este bar si bien hace veinte años que se dedica a esto de la hostelería, dónde actualmente realiza todo tipo de tareas. Nada fácil teniendo en cuenta que empezó en este trabajo con dos hijos pequeños a su cargo.


martes, 1 de febrero de 2011

Los oficinistas del 22@ no se van de cañas

No quedan demasiados restaurantes de comida casera en el barrio barcelonés del Poblenou(22@). Uno de ellos es el bar restaurante Tovar. Hace treinta y seis años que el padre de Paco, el actual dueño del bar, subió por primera vez la persiana del número once de la calle Bolivia.

Desde entonces, muchas cosas han cambiado tanto en el barrio como en la clientela y desde el otro lado de la barra Paco nos las describe con un poco de nostalgia.
Estudiantes, oficinistas y mossos de escuadra han sustituido a los obreros de las fábricas herederas de la tradición textil del barrio. Paco también se lamenta de la irrupción del seco y escurridizo euro frente la alegre y boyante peseta. Los sueldos se han ajustado y la crisis económica se acusa. El menú de 8,50€ está congelado en su pizarra.

martes, 25 de enero de 2011

"Lo que más valoro del trabajo es el trato humano"

Hoy charlamos con Jacinto, el encargado del bar de la Universitat Pompeu Fabra, con el fin de saber más de la persona que nos sirve el primer café del día.
video
Esta es una jornada más de las que Jacinto realiza día a día tras 12 años a sus espaldas en la Pompeu y una experiencia vital ligada al mundo de la hostelería . De ellos, se queda con el buen sabor de boca del trato humano y lo que le aporta. Lo califica como la mejor parte de su trabajo, que también le ha permitido, por ejemplo, aprender idiomas. Jacinto reivindica el trato con el cliente, la complicidad, el llegar a entablar una amistad con el cliente.